Mucha gente pregunta... ¿Pero qué es BARF para perros?

La Dieta B.A.R.F. (acrónimo de Biologically Appropriate Raw Food) es la práctica de alimentar a los perros, gatos y otros animales domésticos una dieta principalmente compuesta de alimentos crudos. En castellano se utiliza el término ACBA que quiere decir “Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados” o “Alimentación Cruda Biológicamente Adecuada”. Es decir, se trata de alimentar a los perros y gatos con alimentos crudos biológicamente adecuados a ellos.

Fue desarrollada por el veterinario australiano Ian Billinghurst. Típicamente se compone de un 60-80% de huesos carnosos crudos, es decir los huesos con carne y músculos de res con más del 50% de carne (por ejemplo, cuello, espalda o alas de pollo) y el 20-40% de frutas y vegetales crudos, huevos, vísceras, en lugar de alimentos comerciales o comidas caseras cocidas con suplementos. Lo describe de la siguiente manera:

"Es alimentar a los perros en forma apropiada. Su objetivo es maximizar la salud, longevidad, y capacidad reproductiva de los perros y, al hacerlo, minimizar la necesidad por intervención de veterinarios. ¿Cómo alimentas apropiadamente a un perro? Dándole la dieta para la que ellos evolucionaron y están diseñados para comer. Las dietas artificiales basadas en cereales causan problemas innumerables de salud.
No son lo que tu perro fue programado para comer durante su largo proceso evolutivo. Una dieta biológicamente apropiada para un perro es una que consiste de comidas crudas enteras similares a las que los ancestros salvajes de los perros consumían. La comida alimentada debe contener el mismo balance y tipo de ingredientes que se consumían por aquellos ancestros salvajes.
Esta comida debe incluir cosas tales como carne de los músculos, huesos, grasa, vísceras y materiales vegetales, y cualquier otro alimento que sea similar a lo que sus ancestros salvajes consumían."

¿Qué beneficios aporta?

Uno de los primeros cambios que se notan es la vitalidad, en cuestión de semanas el animal parece más joven, tienen más ganas de jugar, de sociabilizarse... ¡Sus tutores no dan crédito! Otro beneficio es que esta dieta ayuda a ganar masa muscular y es más fácil hacerles perder o ganar kilos hasta alcanzar el peso ideal.

Desaparecerá el sarro y el mal aliento (y con ello las facturas en el veterinario por las limpiezas anuales de dientes). Desaparece también los problemas de piel, sobretodo en perros con alergias pues es más fácil descartar el alérgeno (que en muchos casos es el cereal) y además obtienen un pelaje más suave, lustroso y denso.

Con esta dieta se refuerza el sistema inmunológico por lo que desaparecen la mayoría de casos con problemas de oído provocados por parásitos e inflamaciones gracias al balance de ácidos grasos.

¡Adiós flatulencias y diarreas! En la mayoría de los casos al eliminar el cereal de la dieta y la comida procesada conseguimos unas heces muy pequeñas y sin apenas olor.

Es ideal para enfermedades como la artritis dado que al tener más actividad el animal no padecerá obesidad y además al añadir vitaminas y antioxidantes ayudamos a combatir estos problemas.

Elimina los cristales en orina al obtener suficiente humedad en la comida, beberán menos pero es normal. También reduce el fallo hepático. ¡También reducimos la posibilidad de padecer diabetes!

Qué compone la dieta:

- Los huesos carnosos:
Son los cuellos de pollo o pavo, alitas de pollo, carcasas de pollo, costillas de cerdo, chuletas de cordero, etc. Son las partes que se componen de hueso relativamente blando recubierto de cierta cantidad de carne.

- Las carnes y pescados

- Las vísceras:
Básicamente son los órganos aptos para consumo humano.

- Vegetales y frutas:
Les daremos muy poco y solo por el aporte de vitaminas y minerales que ofrecen. - Complementos: Aquí podemos añadir alguna hierba medicinal.

¿Cuánta cantidad en perros?

Ahora la cantidad que le proporcionaremos depende del peso ideal de tu compañero y de su edad.

Puedes ver las cantidades diarias de alimento que debes proporcionarle a tu compañero.
(Según su actividad y edad corresponderá a un % de su peso ideal) -->

Adulto esterilizado 2%
Adulto activo 2,5%
Adulto deportista 3% (perros que hacen deportes especiales)

Cachorro de 2 a 4 meses 10%
Cachorro de 4 a 6 meses 8%
Cachorro de 8 a 10 meses 4%
Cachorro de 10 a 12 meses 3%

¿Por donde empiezo?

Lo primero que haremos será trocear la carne y las vísceras. Mucha gente mezcla las vísceras con la carne y dejan el pescado a parte y otras lo mezclan todo. Mientras tengamos en cuenta las cantidades diarias necesarias no importa. Esto lo meteremos en bolsas de conservación o tupperware para guardarlo en el congelador.
Después hervimos las verduras (previamente lavadas), las trituramos hasta hacerlo puré y una vez esté frio haremos lo mismo que con la carne, en una bolsa diferente para evitar contaminación cruzada.

¡Y NO DEJAMOS ATRÁS A LOS GATOS Y HURONES!

Ten en cuenta siempre que el gato es carnívoro estricto y como tal tiene sus propias necesidades nutricionales. En estado salvaje cazan, al igual que otros felinos y se alimentan de su presa. Este tipo de alimentación es completamente natural.

¿Qué compone la dieta?

Es:
80% carne/pescado, 10% huesos, 10% vísceras


Los huesos carnosos: Son los cuellos de pollo o pavo, alitas de pollo, carcasas de pollo, costillas de cerdo, chuletas de cordero, etc. Son las partes que se componen de hueso relativamente blando recubierto de cierta cantidad de carne. Se pueden dar costillas de pollo, codorniz, cuellos... que son mas blanditas y un gato medio puede con ellos ademas de que se pueden dar con menos carne (nunca se puede dejar secar siempre tiene que estar fresco).
Carne y pescado

Vísceras: Básicamente son los órganos aptos para consumo humano.

Complementos: Aquí podemos añadir alguna hierba medicinal.

Los huevos crudos también son adecuados, incluyendo la cáscara.
Es importante añadir aceite de pescado los días que no se le dé pescado.
(NO USAR aceite de hígado de bacalao si consumen vísceras, es posible una sobredosis de vitamina A).
Se debe añadir taurina en dietas cocinadas.

¿Cuánta cantidad?

Se administra del 2% al 4% del peso del adulto sano (dependiendo de la actividad del animal, siendo joven y en su peso una media de 3%.

Un gato joven activo podría necesitar un 4% y un gato senior un 2'5%, un gato obeso o muy sedentario un 2%) y se distribuye en dos veces al día.

Los cachorros necesitan el 2% a 4% del peso ideal del adulto normal, o tanto como quiera comer, distribuido en 3-4 veces al día. Aproximadamente a los 9-10 meses de edad se puede ya reducir a dos comidas diarias.

Más información:

6 comentarios

Deja una respuesta