La coprofagia es el nombre que le damos a la ingesta de excrementos por parte de nuestros amigos los canes.

Esta práctica es muy común y muy oída entre los propietarios que se sienten molestos porque su perro se come las heces del gato, las heces de otros perros, sus propias heces y un larguísimo etc.

Las causas pueden ser muchas:

Problemas médicos: insuficiencia pancreática, pancreatitis, infección intestinal, mala absorción…

– Puede deberse a problemas de comportamiento como:

– Que hemos hecho una mala corrección llevando al animal a realizar la autocoprofagia que consiste en ingerir sus propias heces para que no le podamos reñir.

– El animal busca atención por parte de su dueño y realizando esta acción la consigue.

– El perro observa al amo recoger el excremento y aprende de ti a levantar la materia fecal, llamado conducta alelomimética.

– Conducta por imitación, en la cual nuestro can ve a otro hacerlo y lo imita.

– También está la conducta maternal en la cual las madres se comen las heces de las crías para de este modo mantener la higiene en la paridera y para reforzar la micción y defecación de los recién nacidos.

– Otra posible causa sería porque las heces que consumen son ricas en grasas lo cual les resulta apetecibles y el hecho de que (sobretodo en verano) consuman una gran cantidad de agua.

La falta de nutrientes suele ser la menos común pero no hay que dejarla a un lado.

Es importante tener cuidado puesto que las enfermedades más importantes se pueden transmitir vía oral-fecal. Tal como la hepatitis, parvovirosis, toxoplasmosis, etc.

Lo primero que debemos hacer cuando nuestros amigos peludos llevan a cabo esta práctica de forma habitual es ir a un veterinario para que le realice un chequeo y así asegurarnos que no es por ningún tema médico.

Lo segundo que debemos hacer es acudir a un etólogo (o un profesional cualificado) que nos ayude a descubrir la causa y así, mediante unas pautas (Y SIEMPRE CON MÉTODOS POSITIVOS) conseguir eliminar esta costumbre que tan poco agrada a los humanos.

Deja una respuesta