Estos son los huesos carnosos para tu peludo que puedes encontrar en tu super o carniceria de barrio:

hueso carnoso perros y gatos

En la imagen están divididos por complicación (y por tanto, adaptable al poder mandibular según razas y tamaños) y el nombre de las piezas para pedirlo en la carnicería.

Vamos a hablar de los huesos carnosos (tan temidos) para tu peludo:

Son aquellos que están recubiertos con una buena parte de carne, que son flexibles o blandos.

Al estar repletos de carne y ser fáciles de masticar se muele haciendo una bola que tragan tal cual (No hay que asustarse si parecen patos engullendo).

Aportan:

- Calcio y Fósforo. También son ricos en sodio, hierro, magnesio y zinc.
- Limpieza natural de los dientes.
- Desestresa y enseña a masticar y comer más lento.
- Alto valor nutritivo.

eS IMPORTANTE NO COCINAR NUNCA LOS HUESOS PORQUE LA MEMBRANA QUE UNE EL HUESO AL MÚSCULO SE DESPEGA HACIENDO QUE EL HUESO SE ASTILLE AL ROMPERSE.
Esto puede provocar desgarros internos o perforaciones.

Es recomendable que sean parte de la ración diaria y mínimo el 10% de la totalidad.

Aquellos huesos que no tienen carne alrededor (como unas carcasas de pollo sin nada de carne) o huesos que sean muy duros para ser ingeridos, como los que soportan un gran peso (como las piernas) o huesos de animales grandes NO se consideran huesos carnosos.
Por lo tanto, no aportan el beneficio de calcio y fósforo correctamente.

Aprende los porcentajes que le corresponden de huesos carnosos a tu peludo:

2 comentarios

Deja una respuesta