Los alimentos ricos en Taurina que necesitan diariamente los gatos son: las carnes de aves de corral, vísceras como el corazón y el hígado.

Se encuentra en alimentos que el gato consume como la carne y el pescado, pero es inexistente en los alimentos de origen vegetal. El gato tiene necesidades muy elevadas de taurina, pero su organismo produce poca.

¿Qué es la taurina?

La taurina es un aminoácido que ocurre en forma natural en el cuerpo y en la comida (principalmente en la proteína animal). Su nombre se deriva de Bos Taurus (bilis de buey) de la cual fue por primera vez aislada hace más de 150 años. La Taurina difiere de la mayoría de los otros aminoácidos, en que no se incorpora a las proteínas. Existe como un aminoácido libre en la mayoría de los tejidos animales y es uno de los aminoácidos más abundantes en el músculo, las plaquetas, y el sistema nervioso en desarrollo.

La taurina permite que el hígado sintetice las sales biliares, pero también actúa influyendo en los flujos de calcio entre el interior y el exterior de la célula, por lo que su acción se deja notar en el funcionamiento cardíaco. Hay evidencias de que sirve como un neurotransmisor (un mensajero químico para el sistema nervioso), un regulador de la sal y del equilibrio del agua dentro de las células y un estabilizador de las membranas celulares. La taurina participa en la desintoxicación de químicos extraños. Además, tiene una importante acción antioxidante en la célula. Finalmente, la taurina desempeña un papel de precursor en la síntesis de los lípidos complejos de la piel (glicoesfingolípidos), que tienen propiedades antimicrobianas.

¿Qué ocurre cuando hay una deficiencia de taurina?

Los signos clínicos de la deficiencia de taurina tardan meses en ser evidentes, y son los siguientes:

Degeneración retiniana central felina (CRD) que dará lugar a la ceguera irreversible. Miocardiopatía dilatada que progresará y dará lugar a una insuficiencia cardíaca seguida de la muerte del gato.

Un comentario

Deja una respuesta