La Cristaluria se caracteriza por la presencia de cristales en la orina. Los cristales se forman sólo en la orina, que está, o que recientemente ha estado sobresaturada con sustancias cristalogénicas, por lo que la cristaluria representa un factor de riesgo para cálculos renales.

Tipos de cristales en la orina del perro (más frecuentes):

-Los cristales de estruvita son el primero de los dos tipos principales de cristales observados en la orina de perro. Ellos se componen de fosfato amónico magnésico y es más probable que aparezca cuando la orina se vuelve demasiado alcalina. Es un componente natural de la orina del perro. Permanece disuelto durante el tiempo que la orina permanezca ligeramente ácida entre 6 y 6,5 y no demasiado concentrada. La orina del perro puede, por ejemplo, ser demasiado concentrada debido a la disminución de la frecuencia de la micción. Cuando la orina se vuelve demasiado concentrada o alcalina, los cristales se hacen visibles en la orina.

-Cristales de oxalato cálcico resultan del aumento de la acidez de la orina. Son menos comunes en comparación con los cristales de estruvita. El citrato de potasio se administra generalmente para elevar el pH de la orina y por lo tanto el tratamiento de cristales de oxalato de calcio y prevenir la formación.

Dependiendo del tipo de cristal que retiene la orina, se necesita un tipo de dieta u otro:

Por lo general, con los cristales de estruvita dando una dieta natural estos desaparecen y raramente vuelven a recaer porque lo principal es el aumento de agua en la dieta y es ideal dar las raciones en 3 veces al día. No es necesario aumentar los carbohidratos diarios ni aconsejable dar cereales. También ayuda mucho añadir arándanos y vinagre de manzana que acidifican la orina.

La obesidad favorece la aparición de cálculos y es ideal fomentar el ejercicio.

Con los de oxalato hay que bajar la acidez, y es ideal bajar el % de huesos y vísceras hasta que se elimina por completo el sedimento. Evitar frutas y verduras ácidas como como la espinaca o la remolacha.

Con los cristales de xantina se debería optar por una dieta baja en purinas que contiene menos vísceras, evita la parte de la piel de la presa y es rica en materia grasa. En este caso excepcional, se puede optar por complementar la dieta con productos lácteos, ya que contienen cero purinas.

También podemos hacer caldo de huesos y añadirlo a la comida para ayudar a que beban más agua.

El pH de la orina en gatos debe estar entre 6,0 – 6,5 y en perros entre 6,5 – 7,0. Si está más bajo de 6 es demasiado ácido y si está más alto de 6,5 (en gatos) o 7,0 (en perros) es demasiado alcalino.

Deja una respuesta