¿Conoces el caldo de huesos? ¡Lo pueden tomar todos!

 

-Ayuda a mantener un intestino sano, especialmente para perros con problemas digestivos.

-Apoya el sistema inmune de su perro y desintoxica su hígado.

-Ayuda a proteger sus articulaciones.

-Está lleno de minerales, que incluyen calcio, silicio, azufre, magnesio y fósforo.

 
 
 

 

 

PREPARACIÓN:

 
 

1. Se llena una olla exprés con huesos. Como me gusta asegurar que haya mucha gelatina saludable protectora de las articulaciones en mi caldo, uso huesos con muchas articulaciones como patas de pollo. (Los huesos de animales alimentados con pasto serán los mejores … no escatime los huesos y no dude en utilizar huesos desechados de sus propias comidas … están bien para el caldo.)

2. Se llena la olla para que los huesos estén completamente cubiertos, más dos o tres dedos adicionales de agua en la parte superior. Lo importante es agregar vinagre de manzana o zumo de limón a la olla, este es el ingrediente mágico que extrae los minerales nutritivos de los huesos. Agregaremos aproximadamente tres o cuatro cucharadas de vinagre. Una vez que he agregado los huesos, el agua y el vinagre, pongo mi olla a fuego máximo durante una hora, luego lo baje al mínimo y lo cocinamos por 24 horas -si es posible, si no, mínimo otra hora-.

3. Cuando terminemos de hacer el caldo, colamos los huesos y la carne. Los huesos se tiran y la carne se tritura y se vuelve a añadir.

4. Se puede agregar las verduras menos deseadas por nuestros compañeros peludos. Pero también se puede agregar suplementos, hierbas… Se agrega todo mientras el caldo aún está caliente.

5. Una vez se enfríe lo podemos guardar en la nevera durante una semana o ponerlo en moldes y guardarlo en el congelador. Es posible que cuando se enfríe se haga una capa dura de grasa, si nuestro peludo sufre sobrepeso podemos retirarla y desecharla (si no, no es necesario).

 
 
 

Se puede agregar a la ración diaria, ¡es ideal en patologías urinarias!

 
 

Un comentario

Deja una respuesta