Os quiero contar qué tal fue nuestra experiencia con estas perlas de Omega 3.

Hasta el momento, he usado estas otras que compraba en AMAZON.

Pero nos hablaron muy bien de la marca MEDERI y decidimos probar a ver la diferencia.

Lo primero es que hay una diferencia de precio notable y es que ZENement lleva un 35% EPA y 25% DHA, lo cual hace que sean más baratas pero que haya que dar una dosis más alta para aprovechar el DHA que es el que realiza un efecto antiinflamatorio y antioxidante (más abajo os pongo más beneficios) y del que necesitamos una dosis diaria de 400mg.

En MEDERI tenemos una dosis de 76% de DHA y 5% EPA, haciendo que en una cápsula esté la dosis diaria mínima recomendada por veterinarios.

Está prensado en frío utilizando la tecnología de CO2supercrítico.

En lo personal, he obtenido el más beneficio dando una cápsula cada dos días de MEDERI 760 que una diaria de ZENenent.

Pues con ellas eliminamos prácticamente la molestia de la muda interminable, noté una mejora en sus movimientos (mis perros tienen una edad avanzada) y las uñas y el pelo estaban visiblemente más sanos.

Os recuerdo que muchos veterinarios, como Carlos Vich las utilizan con sus clientes.

Como todo, la calidad se paga y aunque es muy recomendable en un animal sano, es el triple de recomendable en abuelitos o perros con problemas articulares o dérmicos.

Definitivamente, nosotros vamos a continuar con esta marca, que es específica para animales pudiendo aportar la dosis necesaria para ellos.

El DHA favorece la modulación de los procesos inflamatorios, intentando “resolver” los mismos y mejorando los síntomas relacionados con la piel (alergias, dermatitis atópica, prurito, etc.) Como uno de los órganos diana del DHA es el cerebro, también puede mejorar la memoria, aprendizaje y comportamiento, así como la prevención del deterioro cognitivo durante el envejecimiento. Otro aspecto importante es la protección que ejerce sobre el corazón al disminuir el riesgo de arritmias cardíacas y problemas cardiovasculares relacionados con la circulación sanguínea y la presión arterial; también ofrece una mayor protección frente a la muerte súbita cardíaca al ser la fracción del Omega 3 que incrementa más rápidamente el Índice Omega 3 (que calcula el porcentaje de DHA y EPA respecto al total de ácidos grasos constituyentes en la membrana de los eritrocitos). Es sabido que un bajo Índice Omega 3 se correlaciona con un incremento del riesgo de padecer un evento cardiovascular o cerebrovascular.

Otros de los órganos diana del DHA son la retina y las gónadas por lo que protege frente al deterioro visual durante el envejecimiento y mejora la fertilidad de machos y hembras, contribuyendo también al neurodesarrollo de los cachorros durante la gestación y lactancia.

Deja una respuesta