Un animal geriátrico sano, sin ninguna patología, puede comer una dieta natural sin ningún problema. Ahora, si le faltan piezas dentales habrá que proporcionarlo triturado (aunque muchos con 4 muelas hacen maravillas) al igual que si sufre alguna patología habría que adaptar la dieta.

Lo que si recomiendo es bajar el % de alimento diario y de grasas cuando se vuelven sedentarios.

Hoy en día consideramos un animal geriátrico aquel que tiene más de 8 años, sobre todo en el caso de las razas grandes que no suelen vivir tantos años como las más pequeñas.

Y entonces, ¿podemos ayudar a mejorar la calidad con algún suplemento?

Pues si, y además prevenimos muchas enfermedades.

El top de los suplementos con animales geriátricos son los antioxidantes, presentes en los arándanos (o bayas de goji), por ejemplo, o la zanahoria.

Después están los Omegas, que son los llamados anti-edad por ser antioxidantes y antiinflamatorios, además de ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares y mejorar el sistema inmunológico. Es muy interesante la fruta Noni, que en muchos paises lo consideran un super alimento y hay estudios que demuestran su eficacia antiinflamatoria.

Recomiendo dar alimentos ricos en fosfatdilserina, que es el neuronutriente más importante ya que se encarga de la reparación de las células dañadas, producción de neurotransmisores, promueve la función normal del cerebro y se cree que ayuda en el crecimiento de nueva masa muscular. Se encuentra sobre todo en los sesos de ternera, la caballa y el corazón de pollo.

También tenemos que dar importancia al triptófano, es uno de los 8 aminoácidos esenciales. Este es el precursor metabólico de la serotonina, melatonina y niacina. Ayuda a mantener el estado de ánimo, a perder peso, modula el sistema endocrino.. Está muy presente en el huevo, las semillas de sésamo y espirulina.

Y lo más importante:

Mantenerlos en el peso ideal para no forzar las articulaciones y huesos, y así no producir un mayor desgaste.

El ejercicio moderado no está contraindicado.

Deja una respuesta