EN EL EMBARAZO:

La duración es de 60 a 63 días en perras, hasta 70 días en gatas y tan solo 42 días en huronas.

Le daremos las raciones calculando el 3% de su peso hasta 5% los 15 últimos días en perras, el 8% en gatas y hasta un 15% en huronas.

Lo ideal es elegir las vísceras de vaca por mayor contenido de ácido fólico.

Mera, Chihuahua de 2 años. @mera.thechihuahua

3,7kg y 49 días de gestación.

Subiremos a 56-60% de huesos carnosos la primera mitad, reduciendo hasta el 30% últimos días puesto que tienden a estreñirse con más facilidad. Podemos añadir fibra en las comidas si aun reduciendo los huesos carnosos notamos que las heces son muy duras, como por ejemplo las semillas de chía.

Frutas y verduras altas en Vitamina C a diario, en especial cítricos, y semillas altas en Vitamina C dos veces a la semana, como almendras. Así reducimos el estrés oxidativo y posibles problemas durante el embarazo.

No requieren suplementos especiales, pero es recomiendo aportar perlas de Omega 3 a diario, ya que ayudan al correcto desarrollo del o de los fetos.

DURANTE LA LACTANCIA:

Le daremos la ración calculando 5% de su peso a la perra, 8% a la gata y el 15% a la hurona.

Vamos a proporcionar un 10% de grasa extra.

Subiremos a 50-60% de hueso carnoso, que os recuerdo que dando modelo presa no hace falta modificar, pero si vemos episodios de diarrea sí que podríamos dar huesos carnosos aparte.

A partir de la 8ª semana, quitamos gradualmente la grasa y disminuimos el % hasta un volver a su ración habitual, según actividad.

Ideal dar carne de potro o cordero, aunque no sea a diario, pero si una vez semanal por alto contenido en hierro.

Podemos añadir puré de zanahoria o calabaza en la ración de verdura, ya que son astringentes, para evitar diarreas.

Durará mínimo 8 semanas, a partir de la 6ª los cachorros obtendrán el regurgite de la madre.

También le robarán comida.

No es necesario ni recomendable interferir en el destete, cada cachorro precisa un ritmo diferente.

La madre se ocupará de individualizar si es necesario, solo en caso de ver que la madre no se ocupa de ellos y pierden peso será oportuno interferir y/o acudir a nuestro veterinario.

Podemos seguir suplementando a la madre con perlas de Omega 3.

EL DESTETE EN CACHORROS:

La madre regurgitará parte de la comida y compartirá trozos para que aprendan a roer.

Si muestran mucho interés podemos ofrecerles papilla a partir de la 8ª semana, que constará de carne picada diluida en un poco de agua.

Podemos introducir huesos grandes para que aprendan la masticación. Aquí el objetivo no es que coman, si no, que roan y comiencen a gestionar la liberación de estrés que les ofrece.

Podemos comenzar la introducción de vísceras en la papilla gradualmente, después de 1 semana con la papilla.

Dejamos poco a poco la papilla para pasar a trozos, los cachorros marcan muy bien el ritmo, veremos que tienen mucho interés en morderlo todo.

@kai.thechi



Es muy importante respetar los tiempos, no tener prisa por introducir muchos alimentos.

Cuanto más tiempo estén lactando, mejor para todos.

Si notásemos diarreas o vómitos ininterrumpidamente, retiraremos el último alimento introducido observando si se estabiliza, de no ser así, acudiremos al veterinario lo antes posible pues un cachorro puede llegar a deshidratarse y fallecer en cuestión de horas.

Deja una respuesta