La artrosis canina es una enfermedad degenerativa y dolorosa. Esta patología conlleva una degeneración progresiva del cartílago articular, que en el perro está muy relacionada con el exceso de peso. Así, se produce un círculo vicioso: la artrosis hace que el perro haga menos ejercicio, como consecuencia engorda más y se ejerce una mayor presión sobre las articulaciones, con lo que empeora el cuadro y el perro se mueve todavía menos.

Los síntomas más visibles es una cojera, quejidos al hacer ejercicio, camina más lento, duermen más, les cuesta levantarse o hacer alguna actividad de pie..

Lo principal es rebajar el peso y que esté un par de kilos por debajo del peso óptimo para no recargar las articulaciones, una dieta natural con los mínimos carbohidratos ayuda a bajar el peso y mantenerlo con más facilidad.

Hay suplementos que son ideales para esta enfermedad como:

– Espirulina: alga rica en proteínas, aminoácidos (incluyendo los 9 aminoácidos esenciales), vitaminas, minerales y antioxidantes.

-Condroprotectores: orejas, patas o caretas de cerdo. Mejillones, y otros moluscos como almejas, pulpos… (la carne no la cáscara). Tráquea de cerdo, cordero, vaca, etc.

-Golden paste: antioxidante, anticoagulante, antiinflamatoria, antimicótica y analgésica. Es estimulante de la producción de bilis. Además de protectora/regeneradora hepática. Por sus propiedades es recomendable en casos de animales con cáncer, colesterol, hepatopatías y cualquier proceso inflamatorio (todas las -itis).

-Omega 3: se encuentran sobre todo en pescados y mariscos.

-Antioxidantes: bayas, brócoli, zanahorias.. son importantes añadirlos a diario.

También se puede hacer una gelatina con pescado o carne (usando partes cartilaginosas) y dándolo a diario.

Deja una respuesta