Es una de las preguntas más frecuentes que oigo, ¿por qué lo hacen?.

Normalmente, los perros alimentados con pienso sufren continuas gastritis en silencio, y sus compañeros humanos solo ven que ellos comen hierba “para purgarse” puesto que algunos días buscan desesperadamente hierbas frescas para comer y momentos después las vomitan.

 

¿Por qué lo hacen?

Porque hay un exceso de bilis en el estómago que necesitan vaciar, y algunas veces esa bilis pasará al intestino y otras, creará un mal estar que necesitan aliviar así. Los perros alimentados con dieta natural también tienen (en menor medida) estos problemas ya que la digestión es rápida y pueden pasar muchas horas con el estómago vacío. Esto se resuelve fácilmente creando un tentempié entre las tomas.

 

¿Y realmente que hay de malo?

El problema es cuando ingieren hierbas que han sido rociadas con químicos (pesticidas), que puede provocar una intoxicación (grave o leve, dependiendo del tipo de pesticida) que como poco, puede hacer que haya una inflamación hepática.

 

Así que.. ¿Les dejamos o no?

Si, siempre y cuando sepamos que esas hierbas están libres de pesticidas. Hay ciudades donde no los usan, o solo los usan en unos parques concretos por cercanía a edificios, zonas infantiles o colegios. Podemos informarnos en el Ayuntamiento, y en caso de dudas, buscar descampados, huertos o zonas abandonadas/rurales.

 

Sheila Pérez

Deja una respuesta