¿Alguna vez te has planteado cómo deberías cocinar la comida de tu peludo?

El método de cocción influye mucho en los nutrientes que llegan al organismo.
La más adecuada es al vapor o la deshidratación, pues hay una conservación de nutrientes de entre el 90-80%.

Quizás no lo sabías pero las vitaminas que más fácilmente se destruyen con el calor son la C, B1 y B6.
Es por esto que es muy importante la suplementación en las dietas cocinadas.

Un gran TIP es añadir vinagre de manzana o zumo de limón para ayudar a su conservación.

La lixiviación es un proceso por el cual se extrae uno o varios solutos de un sólido, mediante la utilización de un disolvente líquido. Ambas fases entran en contacto íntimo y el soluto o los solutos pueden difundirse desde el sólido a la fase líquida, lo que produce una separación de los componentes originales del sólido.

La lixiviación está basada en la solubilidad del soluto en el disolvente que se usará para extraerlo. Para que la lixiviación sea efectiva, el soluto debe ser más afín a la fase líquida que a la fase sólida en la que se encontraba originalmente.2 Al ser un equilibrio entre fases, la lixiviación, al igual que la extracción líquido-líquido, pueden ser cuantitativas (>99.9 %) pero nunca totales (100 %); esto quiere decir que la fase sólida siempre contendrá una porción del soluto.


Por ejemplo:
El azúcar se separa por lixiviación de la remolacha con agua caliente.
Las vitaminas que pierde una verdura al hervirla.

Algo que sí tenemos que tener en cuenta es la asimilación de las verduras en el caso del perro:

La zanahoria cuando está cruda ofrece -1% de asimilación de los betacarotenos, sin embargo cuando está cocida puede llegar a obtenerse hasta un 30% de asimilación.
Los betacarotenos ofrecen Vitamina A, fundamental en una dieta cocinada.

Pero, ¡cuidado!

Cuando cocemos la verdura su índice glucémico cambia, y la zanahoria (igual que la calabaza) tiene un índice glucémico muy alto cuando la cocemos, muy peligroso para diabéticos.

La mejor opción para mejorar su absorción es la combinación con grasa:

- Aceite de coco
- Frutos secos
- Aguacate

También hay que saber elegir qué animal ofrece más nutrientes según la necesidad de nuestro compeludo.
Igual que, en dietas cocinadas, tendremos que abogar por alimentos con más cantidad de Vitamina C y B, que son las que se pierden con el calor.

Otra de las preguntas que debemos hacernos es:
¿Es necesario cocinarlo todo?
¿Puedo hacer cocciones leves?
¿Conozco los pros y contras y actúo en consecuencia?

28gr hígado de ternera:

Crudo:
28cal
2'8mg de cobre
1'8mg de hierro

Cocinado:
54cal
4mg de cobre
1'9mg de hierro

Esta diferencia se debe a la pérdida de humedad del alimento, y la concentración en la misma cantidad de los nutrientes (y de la grasa).

¿Conoces los beneficios y perjuicios de una alimentación cocinada?

Pros:
Más digerible
Ayuda a una transición
Más palatable
Necesario en patologías digestivas

Contras:
Pérdida de vitaminas
Eliminación de enzimas digestivas
Más calorías
Menos saciante

Deja una respuesta